13 jun. 2011

Dallas Campeón

    . …. Y al fin ganó un anillo Dallas, y Terry, y Kidd, con treinta y ocho años y dos finales perdidas a sus espaldas, quizá fue eso lo que le decía a Lebron cuando lo consolaba al final del partido, lo duro que es ganar un anillo y el tiempo que puede llegar a pasar hasta que lo consigues. 
    …. Y Nowitzki no esperó a que terminará el partido para irse solo al vestuario, muy posiblemente a pensar en los once años que llevaba buscando eso, en la final perdida, en su familia, en todo el esfuerzo realizado y quizá también cómo actuar ahora, ya que cuando algo es tan ansiado y se lucha tanto, cuando se consigue, todo lo que uno pensaba hacer, decir, gritar, se desvanece  y sólo queda la soledad del que tanto luchó e imaginó. Esto es lo que pareció pasarle ayer al alemán cuando se proclamó campeón, seguramente hoy estará exultante de alegría, pero ayer se parecía a alguien agotado después de quitarle una carga de una tonelada de encima.
   ….. Y el tatuaje premonitorio de Terry dio resultado, pero lo que más resultado dio fue su magnífico juego en toda la postemporada.
  …. Y sin duda, a destacar, las lágrimas de un Chris Bosh que tiene que dar un paso al frente la próxima temporada, y dejar de ser un súbdito de James y Wade, para convertirse en un líder

No hay comentarios:

Publicar un comentario